+34 876 030 252

info@aliquota.es

Horario: L-V de 8:30 a 17:30

Abogado Deudas Zaragoza, cancelamos tus deudas con la Ley de la Segunda Oportunidad

Accede a nuestro simulador de deuda y podrás saber on-line cuanta deuda podrías cancelar.

Desde nuestro despacho de Zaragoza ofrecemos servicio a todo Aragón y a todas las provincias de España de manera on-line. Contacta con nosotros.

Aliquota Abogados y Economistas
Aliquota Abogados y Economistas

¿Necesitas un abogado para cancelar tus deudas en Zaragoza?

Gracias a la Ley de Segunda Oportunidad, el cancelar sus deudas ya es posible. La crisis económica que está sufriendo el país a causa de esta pandemia provocada por el Covid-19, es muy diferente a la que se conocía hasta ahora.

Zaragoza y resto del territorio español está viviendo el inicio de una crisis sin precedentes, que va a golpear con fuerza a todos los sectores productivos como consecuencia del estado de alarma; por el cual se acordó el llevar medidas restrictivas de la libertad deambulatoria y el cierre de la gran mayoría de negocios.

La pandemia de la Covid-19 ha provocado un desplome en los ingresos en toda la zona de Zaragoza, siendo el sector agricultura, hostelería, turismo entre otros, los sectores económicos más afectados.

Más allá de las medidas tomadas por el Ejecutivo en forma de Real Decreto en relación al cierre, las consecuencias a futuro son bastante preocupantes, y uno va a tener que reinventarse para poder captar nuevos clientes, reorientar los negocios e intentar facturar la supervivencia de los negocios.

Muchos de los particulares o autónomos de la provincia de Zaragoza que no pueden hacer frente a las deudas que tienen, se han acogido a la Ley de la Segunda Oportunidad; Ley que permite a particulares y empresarios el poder hacer frente a sus deudas y a salir de esta situación de sobre-endeudamiento tan complicada. Dicho procedimiento se halla regulado por la Ley 25/2015 de mecanismo de segunda oportunidad y reducción de carga financiera, y su aplicación cambia dependiendo de la situación de cada persona observándose varias posibilidades: Programación de un plan de pago que se ajuste a la persona y cuyo requisito indispensable es la aceptación del 60% de los acreedores. Exoneración del pago de todas deudas siempre y cuando hayan actuad de buena fe.

La cancelación de una parte significativa de las deudas

Para decir adiós a sus deudas es imprescindible contactar con un buen bufete de abogados y economistas profesionales; conocedores de la Ley de Segunda Oportunidad, para que le acompañen de principio a fin durante todo el proceso judicial con el objetivo de llevar a cabo un proceso exitoso, con la obtención de un excelente resultado final.

Ya sea particular o autónomo, si no puede hacer frente a las deudas que tiene, puede acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad. Para poder acogerse a este mecanismo legal debe de cumplir una serie de requisitos como:
  • Debe de demostrarse que no se tiene suficiente patrimonio para hacer frente a la deuda adquirida
  • La totalidad de la deuda no supera los cinco millones de euros y
  • Debe de existir muy buena fe. Cualquier acción realizada por parte del deudor enfocado a la sustracción y ocultación de parte del patrimonio puede ser considerada alzamiento de bienes
Se considera que existe buena fe por parte del deudor cuando:
  • La persona deudora asesorada por un buen abogado y economista, intenta llegar a un acuerdo extrajudicial antes de iniciar el proceso
  • El deudor, en los últimos 10 años no debe de haberse acogido a este mecanismo legal
  • Si el deudor es persona autónoma, no debe haber sido condenado culpable por delitos económicos o sociales
  • No puede haber condenas por delitos contra patrimonio, falsedad documental, Hacienda Pública, Seguridad Social o derecho de los trabajadores
  • Si el deudor está desempleado, no puede haber rechazado una oferta de trabajo acorde a sus capacidades en los últimos cuatro años
Si decide acogerse a esta ley y poder obtener un resultado satisfactorio, es esencial el ponerse en manos de un buen abogado profesional y un economista experto en el tema que le acompañen, asesoren y defiendan durante el periodo que dure el proceso.