+34 876 030 252

info@aliquota.es

Horario: L-V de 8:30 a 17:30

¿Puede mantenerse la vivienda habitual en concurso de acreedores y producirse la cancelacion de deudas?

¿Puede mantenerse la vivienda habitual en concurso de acreedores y producirse la cancelacion de deudas?

Hasta la fecha, lo cierto es que el procedimiento liquidatorio era obligatorio, de tal forma que si dentro de los bienes del deudor había alguna vivienda, fuera o no habitual, había que venderla para pagar el crédito hipotecario en la medida que fuera posible. Así, con lo obtenido con la venta se pagaba a los acreedores hasta donde llegara y la cancelación de deudas era efectiva para aquellos créditos que no habían sido pagados dentro del procedimiento.

Había determinadas resoluciones judiciales, sobre todo en Cataluña, que indicaban que, si la vivienda habitual tenía una venta "ruinosa", es decir si el valor de mercado era muy inferior a la deuda hipotecaria, su venta era improductiva para el concurso, y por tanto se excluía de las operaciones liquidatorias. Es decir, no se vendía y por tanto se conserva en el activo del deudor.

Ahora esa jurisprudencia también ha sido asumida por los tribunales aragoneses, en un auto de fecha 25 de mayo de 2020, en un asunto en el que ha intervenido este despacho, quedando fijado por tanto, que NO ES NECESARIA LA LIQUIDACIÓN (VENTA) DE LA VIVIENDA HABITUAL, en los siguientes casos:

  • 1. Que la venta sea antieconómica, mayor deuda hipotecaria que valor de venta de mercado, es decir, con la venta no se cancela la hipoteca.
  • 2. Que las cuotas hipotecarias se estén abonando al día.
  • 3. que no haya ejecución hipotecaria en marcha.

Por tanto y en definitiva, es posible, tras un análisis exhaustivo del asunto concreto, que el deudor mantenga su vivienda habitual y conseguir la cancelación de las deudas dentro de un procedimiento concursal, siempre y cuando el nivel de endeudamiento que recae sobre el bien sea superior a lo que se obtendría en el caso de venta. Pero hay que tener en cuenta la disposición de la entidad bancaria, puesto que si hay iniciada ejecución hipotecaria, esta circunstancia no será posible, por lo que se recomienda una negociación previa con la entidad con la que se contrató el crédito hipotecario.