+34 876 030 252

info@aliquota.es

Horario: L-V de 8:30 a 17:30

¿QUÉ ES LA LEY DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD?

Accede a nuestro simulador de deuda y podrás saber on-line cuanta deuda podrías cancelar.

Desde nuestro despacho de Teruel ofrecemos servicio a todo Aragón y a todas las provincias de España de manera on-line. Contacta con nosotros.

Aliquota Abogados y Economistas
Aliquota Abogados y Economistas

¿Le preocupan las deudas? ¿Situación de quiebra económica?

La Ley de Segunda Oportunidad es la herramienta que usted necesita para poder cancelar todas sus deudas y volver a comenzar una nueva vida.

La Ley de la Segunda Oportunidad, LSO o mecanismos de la segunda oportunidad ofrecen a particulares y autónomos la posibilidad de dejar atrás una mala situación económica, sin descuidar los derechos de cobro de los acreedores. Se regula en el Real Decreto Ley 1/2015, y permite a los deudores abrumados por sus deudas ya sean empresarios, particulares, profesionales, avalistas, autónomos o unidades familiares, el renegociar o exonerar parte de la deuda.

La Ley de la Segunda Oportunidad es un proceso administrativo, que ayuda a aquellas personas físicas que a pesar de un fracaso económico empresarial o personal tengan la posibilidad de poder encarrilar de nuevo su vida e incluso a arriesgarse a nuevas iniciativas sin necesidad de arrastrar ningún tipo de deuda difícil de satisfacer. Es la herramienta idónea para atravesar una situación de crisis, siempre que el deudor cuente con un historial fiable.

Este tipo de Ley, inspirada por principios éticos, pretende salvar en la medida de lo posible el cobro de los acreedores cumpliendo una doble función, social y de efectividad del cobro. Los mecanismos de la segunda oportunidad son desincentivadores de la economía sumergida y favorecedores de una cultura empresarial, siempre en beneficio del empleo.

Para acogerse a dicha Ley es preciso cumplir con una serie de requisitos. En primer lugar se requiere que el deudor haya intentado aprobar un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores, negociar nuevas condiciones con los acreedores y en último recurso, conseguir la cancelación de las deudas.

El procedimiento se haya regulado por la Ley 25/2015 de segunda oportunidad y reducción de carga financiera, publicado en el BOE. Para obtener una mejor información puede visitar el BOE (Boletín Oficial del Estado) “Sobre la Ley de la Segunda Oportunidad”

Esta Ley 25/2015, de 28 de julio vino a cambiar las responsabilidades existentes que, sobre la situación de endeudamiento existía en España. Hasta entonces los deudores debían de responder con todos sus bienes, presentes y futuros (art. 1.911 del Código Civil: “Del cumplimiento de las obligaciones responde el deudor con todos sus bienes, presentes y futuros”).

La Ley de la Segunda Oportunidad, que ofrece la posibilidad de comenzar una nueva vida, a arriesgarse a nuevos proyectos empresariales librándose de parte de las deudas que el deudor no puede satisfacer, a pesar de no ser muy conocida en España en otros países de Europa y en Estados Unidos, ya se venía aplicando desde hace muchos años.

El disfrute de este beneficio de exoneración se consigue:

  • Mediante la aprobación de un plan de pagos que permita subsanar las deudas de una manera ordenada o,
  • Si los acreedores no quieren facilitar el pago ordenado, mediante la eliminación de las deudas por imperativo judicial.


Gracias a esta Ley LSO, toda persona sobre-endeudada tiene la posibilidad de llegar a un acuerdo de pago acorde a sus posibilidades. La nueva Ley altera el principio de responsabilidad universal por deudas, introduce la posibilidad de que ciertas deudas que el deudor no es capaz de satisfacer, queden exoneradas es decir, podrá pedir el BEPI (Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho) o lo que es lo mismo la cancelación total de la deuda.

El beneficio de exoneración puede ser disfrutado por todas las personas físicas, ya sean empresarios o no, autónomos o unidades familiares que estén en situación de insolvencia.

FASES PARA LA OBTENCIÓN DEL BENEFICIO DE SEGUNDA OPORTUNIDAD

El beneficio de Segunda Oportunidad consta de de 2 fases:

  • Acuerdo Extrajudicial de Pagos o AEP.
  • Concurso Consecutivo y obtención del Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho o BEPI.
Para aplicar los beneficios establecidos en la Ley de Segunda Oportunidad es preciso intentar un Acuerdo Extrajudicial de Pagos con los acreedores, que se inicia a través de notario, Registro Mercantil o Cámara de Comercio. Se busca la negociación de nuevas condiciones para poder devolver el dinero.

Las negociaciones del acuerdo extrajudicial de pagos tienen una duración máxima de tres meses y de dos meses en el caso de que se trate de persona no empresaria. Durante el periodo de negociación los acreedores no podrán continuar procedimientos de ejecución judicial y el deudor podrá solicitar la cancelación de embargos.

Normalmente el Acuerdo Extrajudicial suele ser rechazado por los acreedores debido a la insolvencia del deudor. Para que el acuerdo extrajudicial se considere aprobado se requiere el voto favorable entre el 60% y el 75% del pasivo. En este proceso de mediación se contará con la intervención de un mediador concursal asignado por el notario si se trata de un particular o registro mercantil si el deudor en autónomo.

Si el acuerdo extrajudicial no es aprobado comenzará por la vía judicial la segunda fase para la obtención de la segunda oportunidad: El concurso consecutivo. El concurso consecutivo se iniciará ante el Juez del domicilio del deudor, y el objetivo será la liquidación ordenada del patrimonio del deudor. Una vez finalizada la liquidación del deudor, el deudor deberá de solicitar le BEPI o Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho que permitirá la cancelación o exoneración final de ciertas deudas que no pueden ser satisfechas por el deudor

¿PUEDEN SER CANCELADAS LAS DEUDAS CON HACIENDA Y SEGURIDAD SOCIAL?

La Ley de la Segunda Oportunidad va dirigida a ciudadanos particulares y autónomos que se encuentran en situación de sobre endeudamiento o bloqueo económico debido a las deudas que por ciertas circunstancias no han podido saldar.

Hasta julio del 2019, esta Ley permitía eliminar todas las deudas clasificadas en créditos privilegiados, subordinados y ordinarios, excepto las deudas contraídas con Hacienda o la Agencia Tributaria y Seguridad Social, ya que no eran consideradas exonerables.

Desde el 2 de Julio del 2019, gracias a una sentencia del Tribunal Supremo que sentenciaba que los créditos públicos debían ser incluidos en la Ley de Segunda Oportunidad, los tipos de deuda que pueden cancelarse con la aplicación de la ley se amplían.

El fallo otorga la capacidad a los tribunales de exonerar un porcentaje que puede ser en algunos casos superior al 70% de las deudas con Hacienda o la Agencia Tributaria y Seguridad Social; y de limitar, ordenar y cuantificar el fraccionado de los pagos del resto de la deuda.

En el caso de la hipotecas, la legislación española actual dicta que si no se obtiene suficiente dinero para saldar la hipoteca una vez vendida la vivienda, se seguirá debiendo la cantidad restante. Gracias a esta Ley la deuda será cancelable aplicando una dación en pago de facto, esto significa que una vez que la vivienda es entregada, el deudor podrá ser exonerado del pago de la cantidad restante de la hipoteca.

BENEFICIOS DE LA LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD

Es cierto que hasta ahora solo las empresas podían declararse en situación de bancarrota. Hoy en día esta medida va dirigida a los autónomos y particulares que se encuentran en situación de sobre endeudamiento o bloqueo económico, provocado por las deudas que no se han podido saldar.

Las razones por las que existe la Ley de Segunda Oportunidad son:

  • Ofrecer una segunda oportunidad a personas o autónomos exonerando sus deudas.
  • Ayuda a dejar atrás una situación económica complicada, incentivando al ciudadano a comenzar nuevas actividades.
  • Ayuda a toda persona que se está ahogando en deudas, el poder cancelarlas.
Algunas de las ventajas y beneficios obtenidos de acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad:
  • Suspensión del pago de deudas nacidas con anterioridad a la declaración del Concurso. (Art. 89-02 LC).
  • Paralización de los intereses de las deudas salvo de las que gocen de garantías hipotecarias, (art.59 LC).
  • Paralización de Embargos y Ejecuciones de acreedores.
  • Posibilidad de alargar el plazo de devolución de las deudas mediante Esperas de hasta 5 años.
  • Rebaja del 50% o mas de la deuda.
  • Levantamiento de embargo sobre la vivienda, vehículos y demás activos, para poder venderlos.
  • Derecho al alimento.
  • Poder volver a pedir financiación.
  • Cancelación de los datos personales de los ficheros de morosidad, y así empezar de nuevo.
  • Volver a disponer de tarjetas de créditos, más tranquilidad y seguridad. Tendrá derecho a recibir crédito de nuevo.
  • Comenzar una vida nueva.

REQUISITOS PARA ACOGER A LA LEY

La Ley de la Segunda Oportunidad principalmente está hecha para ciudadanos particulares y autónomos.

Entre los requisitos necesarios a cumplir para poder iniciar el proceso se encuentran:

  • Demostrar que se ha liquidado todos los bienes (exceptuando los que son imprescindibles para del desarrollo de la actividad como maquinaria, vehículos, camiones, etc.) o patrimonio en el concurso no pudiendo hacer frente a las exigencias de los deudores es decir, que el autónomo o particular no dispone de activos ni dinero suficiente para hacer frente a la deuda.
  • Las deudas totales no deben de superar los cinco millones de euros.
  • Acreditar que se ha procedido de buena fe. Se considera que ha obrado de buena fe, cuando:
  • Ha negociado o intentado lograr un acuerdo sobre la deuda antes de iniciar el concurso.
  • No ha provocado de manera voluntaria la situación de insolvencia para poder acogerse a la ley.
  • En los últimos diez años no se ha acogido a esta Ley.
  • No haber cometido delitos de tipo económico o social.
  • Dentro de los 4 años anteriores a la declaración de concurso, no haber rechazado una oferta de empleo adecuada a su capacidad.
  • No puede existir condenas por delitos, en los 10 años anteriores contra: falsedad documental, patrimonio, Hacienda Pública, Seguridad Social o derechos de los trabajadores.

QUÉ ES EL BEPI

En el caso de que no se haya conseguido llegar a ningún acuerdo para renegociar las condiciones de la deuda con los acreedores, comenzaría la fase del concurso consecutivo, durante la cual el juez podrá exonerar el 100% de la deuda.

El BEPI o Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho, es un mecanismo que establece la Ley Concursal 25/2015, a través del cual el deudor que se encuentre en situación de quiebra económica, tiene derecho a la liberación y cancelación total de las deudas, ya sean públicas o privadas.

El deudor para poder disfrutar de este beneficio es preciso que sea considerado de buena fe, y para ello debe de cumplir los siguientes requisitos:

  • El concurso no haya sido declarado culpable.
  • Carecer de antecedentes penales.
  • Haber celebrado o intentado celebrar un acuerdo extrajudicial de pagos.
  • Haber pagado los créditos contra la masa es decir los honorarios del abogado y retribución del administrador concursal, así como los créditos concursales privilegiados (Hacienda Pública y Seguridad Social).
Los acreedores pueden solicitar la revocación del BEPI (Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho), si detectan situaciones como:
  • Incumplimiento del plan de pagos.
  • Existencia de bienes, propiedades, ingresos que han sido ocultados.
  • La economía del deudor mejora sustancialmente, pudiendo hacer frente a los pagos de la deuda sin detrimento de sus obligaciones de alimentos.


Transcurridos el plazo de cinco años, el juez del concurso declarará definitivamente la exoneración de deudas. Una vez que ya sea definitiva la exoneración de deudas, el deudor tiene la posibilidad de solicitar la cancelación de todos sus datos personales de los ficheros de morosos y volver a comenzar una nueva vida.

Contacte con abogados especialistas en derecho concursal, ellos le ayudarán a conocer todas las opciones existentes para encontrar la mejor de las soluciones financieras a su situación. Solicite información y asesoramiento de manera gratuita rellenando el formulario de contacto o a través de una llamada telefónica en horario de oficina.
Puede acceder las preguntas frecuentes sobre la Ley de la Segunda Oportunidad.